Centro de Meditación en Almeria

Los centros de energia de los elementos

LOS CENTROS DE LA ENERGÍA DE LOS ELEMENTOS EN EL MEDIO AMBIENTE INTERNOelementos

El chakra del ombligo, los pulmones y el colon son los centros de la energía del elemento viento.
El chakra secreto, el bazo y el estómago son los centro de la energía del elemento tierra.
El chakra del corazón, los riñones y la vejiga son los centros de la energía del elemento agua.
El chakra de la garganta, el hígado y la vesícula biliar son los centros de la energía del elemento fuego.
El chakra de la coronilla, el corazón y los intestinos son los centros de la energía del elemento espacio.

La mente podría describirse como el motor del cuerpo. La potencia de la energía mental hace que los cinco elementos roten en los centros de energía y gracias a ello la energía circula y sustenta y conserva el cuerpo.

LAS CINCO CORRIENTES DE VIDA QUE SUSTENTAN LA ENERGÍA DE LOS CINCO ELEMENTOS EN LOS ECOSISTEMAS EXTERNO E INTERNO

Chi.hor khyab.ye lung. kham nam.kha ngo
Drin.par gyen.gyur lung.kham me mar.po
Nying.khar sog.dzin lung.kham chu kar.po
The.war nyam.nae lung.kham lung yang.khu

Sang.nae thur.ser lung.kham sa ser.po

En el chakra de la coronilla está la corriente de vida kyabje (penetrante), que es de color azul y sirve de soporte al elemento espacio.

En el chakra de la garganta está la corriente de vida kengyur (ascendente), que es de color rojo y sirve de soporte al elemento fuego.

En el chakra del corazón está la corriente de vida sogdzin (que sustenta la vida), que es de color blanco y sirve de soporte al elemento agua.

En el chakra de la coronilla está la corriente de vida namne (que acompaña al fuego), que es de color verde y sirve de soporte al elemento viento.

En el chakra secreto está la corriente de vida tursel (descendente), que es de color amarillo y sirve de soporte al elemento tierra.
En nuestro medio ambiente interno hay cinco corrientes de vida de los elementos:

vairochana
vairochana

En el ambiente interno del chakra de la coronilla, que en el plano burdo puede identificarse con el cerebro y las glándulas pineal y pituitaria, está la corriente de vida penetrante o kyabje.

Es de color azul y se simboliza mediante un espejo marcado con la sílaba semilla EH, donde se refleja el color azul del cielo. Esta corriente de vida es el soporte de la energía del elemento espacio y, en el plano físico, rige todas las funciones y movimientos corporales. Fomenta la memoria, la inteligencia y la atención.
Al ser purificada, se convierte en el vajra del espacio, personificado por la Gran Madre Espacio.
La conciencia que en ella se funda se transforma en la elevada sabiduría como un espejo de Vairochana, “el Creador de Todos los Fenómenos Visibles”.

amitaba
amitaba

En el medio ambiente del chakra de la garganta, que en el plano burdo corresponde a la región superior del tórax y a la glándula tiroides, está la corriente de vida ascendente o kengyur.
Es de color rojo y se simboliza mediante un triángulo rojo de fuego o una llama marcados con la sílaba semilla RAM.
Esta corriente de vida es el soporte de la energía del elemento fuego en el medio ambiente interno, y, en consecuencia, es responsable de la energía sutil del fuego en el chakra de la garganta, el hígado, la vesícula biliar, el sistema digestivo y el dedo corazón. Asimismo, aumenta el vigor y la energía corporales y mejora la textura de la piel.
Contribuye a aumentar el deseo y el apego, y promueve la actividad mental, la inspiración, el esfuerzo y el deseo de trabajar.
Al ser purificada, esta corriente de vida se convierte en el vajra del fuego (cristal puro indestructible), personificado por la Gran Madre Fuego.
La conciencia a la que sirve de fundamento se transforma en la conciencia discriminativa de Amitabha, “El Iluminador”, simbolizado por una flor de loto.

akshobya
akshobya

En el medio ambiente interno del chakra del corazón, que en el plano burdo puede identificarse con el centro del tórax (la zona situada entre ambos pechos) y el timo, está la corriente de vida que sustenta la vida o sogdzin.
Es de color blanco y se simboliza mediante una gota de agua de cristal puro marcada con la sílaba semilla BAM. Esta corriente de vida es el soporte de la energía del elemento agua en el medio ambiente interno.
Es responsable del chakra del corazón y de la circulación de la sangre y de la linfa, así como de la circulación del elemento agua, sobre todo en los riñones, la vejiga y el dedo anular. También dependen de ella el aumento del odio y de la agresividad
. Cuando se purifica, esta corriente de vida se convierte en el vajra del agua, personificado por la Gran Madre Agua. La conciencia a la que sirve de fundamento se transforma en la elevada sabiduría de la estabilidad de Akshobya, “El Inconmovible”, simbolizado por un vajra.

ratnasamvaba
ratnasamvaba

En el medio ambiente interno del chakra del ombligo, que en el plano burdo se puede identificar con el plexo solar, el estómago y el bazo, está la corriente de vida que acompaña al fuego o namne. Es de color verde y se simboliza mediante un mandala del viento, de forma semicircular, marcado con la sílaba semilla YAM.

Esta corriente de vida es el soporte del elemento viento en el medio ambiente interno y es responsable del chakra del ombligo, de los pulmones, el colon y el brazo izquierdo.
Al ser purificada, la corriente de vida namne se convierte en el vajra del viento, personificado por la Gran Madre Viento. La conciencia a la que sirve de fundamento se transforma en la sabiduría de la acción que colma todos los deseos de Amoghasiddhi, “El Que Todo lo Logra”, simbolizado por una espada o por un dorye doble.

amogashiddi
amogashiddi

En el medio ambiente interno del chakra secreto, que en el plano burdo se puede identificar con el perineo (músculo situado entre el órgano sexual y el ano), está la corriente de vida descendente o tursel. Es de color amarillo y se simboliza mediante un cristal puro cúbico amarillo marcado con la sílaba semilla LAM.
Esta corriente de vida es el soporte del elemento tierra en el medio ambiente interno. De ella depende la excreción de los productos corporales de desecho, tales como las heces y la orina, así como la excreción de los desechos impuros de las bodhichitas roja y blanca (sangre menstrual y semen).
En el momento del parto se encarga de expulsar el feto de la matriz. Es asimismo responsable del chakra secreto, del bazo y del estómago.
Al ser purificada, la corriente de vida tursel se convierte en el vajra de la tierra, personificado por la Gran Madre Tierra.
La conciencia a la que sirve de fundamento se transforma en la sabiduría de la ecuanimidad de Ratnasambhava, “El que Colma Todos los Deseos”, simbolizado por una joya.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.