Centro de Meditación en Almeria

Palabras para Roman en su funeral

Nos conocimos a principios de los años 70, porte señorial, algo torero… Eran tiempos de compromiso militante aunque él habitualmente mostraba pausa y serenidad en el discurso conteniendo el fuego de su intensa pasión por lo justo que aún así le salía por los poros.

Desde entonces hemos sido compañeros de búsqueda, comprometidos y escépticos… y no por no creer sino por creer lentamente tras masticar la experiencia… siempre prevenidos ante las certezas…

¡¡Podemos escapar de nuestra historia!!.

Entonces nos unió el fomento y la práctica de la autoorganización; ahora nos une el fomento y la práctica de la autorrealización…

Nos gustaba pararnos frente al mar y en el encuentro crear ese nuevo “ser”, sería más preciso decir ese nuevo “estar”, diferente de uno y otro, esa manifestación que produce la amistad cuando con confianza plena y tiempo se entrega al instante… era como crear una persona con vida propia que puede explorarlo todo sin tabúes ni contención…

Nos conocíamos así a través de un tercero que era además espejo de lo sutil, de lo que no controlábamos, aunque siendo parte y todo de ambos dos…

Este ser también se ha transformado con tu partida… ahora tendré que invocarlo yo abriéndome a tu permanente presencia sin que me espolee el teléfono sonando y tu voz recitando: ¡¡Que pasa Arocena que estás mu perdío…!!…  o tal vez practicar con otros el cuidado y aliento a la amistad que me has enseñado año tras año…

Tengo la certeza de que los que alguna vez han vibrado armónicamente y en sintonía perpetuán ese encuentro en distintas formas y momentos así que te buscaré en cada otoño, en cada silencio, en cada respiración.

Como en tantas cosas, en lo que hoy celebramos, te me has adelantado… pero ten la absoluta certeza que te alcanzaré y también en esto recorreré tus pasos… hasta siempre compañero del alma, compañero.

Josemari

14 thoughts on “Palabras para Roman en su funeral”

  1. Yo aterricé en la filosofía budista desde la nada. Conocí por causalidad a Rimpoche y mi mundo se iluminó. Al principio todo era raro, mantras, canciones, textos, mudras. Solo una cosa era clara, mientras no haya paz en ti mismo no la habrá en el mundo. Ese era mi objetivo. Y entre todo ese tantra estabais vosotros, Josemari, Roman, Itziar, Charo, Gloria, Maria, Juan, Maria Jesús, una élite de seres para mi excepcionales, en torno al Maestro, que con sus actitudes marcaban la pauta. Yo los observaba y aprendía. Se hace camino al andar. Luego entendí que eso es la sangha, una relación de amistad y apoyo directo en el que no solo se involucran las practicas sino , las confidencias, los apoyos personales, los consejos y seguimientos, con el fin de obtener la iluminación de todos os seres. Sin sangha no hay congregación.
    Hoy quiero daros las gracias a todos vosotros, que sin saberlo continuais guiando mis pasos hacia la Luz, que tan importante se ha convertido para mi. Gracias compañeros, vuestro ejemplo es una estrella en mi universo.

  2. Román, Román querido, hermano, compañero, magnífico compañero de retiros. No me despido de ti. Nos seguimos encontrando ahora y siempre, cerca d nuestros Lamas, cerca d nuestros maestros insuperables, Lama Gangchen y Lama Djinpa; cerca d nuestros inmejorables amigos en el Dharma, hasta realizar la Clara Luz del Espíritu Santo, el Dharmakaya d Budha. Y, como nos gustaba rezar a los dos “Que esta Luz de Sabiduría ilumine la no dualidad y borre de la mente de todos la experiencia errónea del yo separado”.
    No existe la separación.
    La muerte, no existe.
    Ahora tú, compi querido, lo sabes mucho mejor que muchos, que no hay nada que temer. Que estamos perfectamente protegidos.
    En el espacio abierto y confortable de la mente que dice Lama Guendum, seguimos compartiendo el amor, el humor, la complicidad más absoluta labrada a fuerza d años de ir juntos, la estupefacción ante lo inenarrable, ante lo indescriptible..
    Y tu sonrisa confiada, tu voz eternamente luminosa, sigue dándonos ánimos para proseguir andando el camino que compartimos. Que compartimos antes y que hemos de seguir compartiendo, Román, compañero querido en el Dharma, Román, tal como quedamos, cariño, nos encontramos en un centro de retiros.

    1. Mami que bonito, papi está con nosotros❤️
      Os dejo aquí las palabras que le escribí, besos a todos.
      Querido papá:
      Qué duro se me hace todo esto. Ahora mismo m siento vacía pero a la vez muy llena d tí. Gracias por enseñarme a vivir sin juzgar, por protegerme y valorarme y sobre todo por mostrarme la vida como tú la mirabas, de frente y sin atajos, con esa bondad q te ha caracterizado siempre, con tu buen humor.
      De tí no me separo, papá, contigo me era todo más fácil, más ameno, más ligero. Has sido brillante en todos los aspectos, elegante y chulillo, con un carisma especial. Padre, compañero d su compi, mi madre, amigo, profesional. Enamorao d la vida aunque a veces te doliera, como bien apuntaba tu amigo Héctor. Te he visto siempre tan fuerte, tan vital, en tus mejores pero también en tus peores, con esa dignidad tan tuya. Gracias por enseñarme en estos últimos meses más d lo q podré aprender en toda una vida.
      Me quedo con la imagen abriéndome la puerta cada vez q llegaba a casa, subida en tus hombros para poder ver bien al Cautivo, las comidas juntos discutiendo d política y del sentido d la vida, tú afición por el Madrid y el flamenco pero también por Bob Dylan y los Rollings; tus masajes hasta quedarme dormida en el sofá, incluso echaré d menos eso d “ay, hija, cómprate algún libro en vez de tanta ropita”.
      A tu Málaga querida la dejas sin un malaguita auténtico, aunque como tú bien sabes, la muerte no existe.
      El mundo es un poco más justo gracias a ti, papi.
      Tu mirada, tú risa y tu sonrisa vivirán en mí.
      Te admira y te quiere tu hija pequeña, Violeta.
      Te queremos todos, papá.

  3. Gracias, que gratitud al leer todo lo aquí expuesto para nuestro hermano Román. conociéndo hace poco a Román y a su “compi” Rosa en el cuerpo físico que no en el álmico, somos uno, tan solo has llegado antes al hogar Román. Todo mi Amor

    1. Querido Roman amigo hermano, se han dicho tantas cosas bonitas y ciertas de tí desde que nuestros ojos no pueden verte…
      Cuando te conocí me enamore de la clara Luz limpia de tu mirada, la bondad de tu Alma y el Amor inquebrantable sin fisuras que sientes por mi amiga Rosa.
      Siempre Unidos en el Amor Eterno hermano.
      Hasta pronto

  4. Una tarde ociosa reunidos un puñado de buenos amigos decidimos hacer un juego que nos hermanaba con animales…nunca me olvidaré de Roman y su elección. Sin dudarlo dijo:yo un gorrión que es libre feliz y sencillo. Hoy yo también elijo ese gorrión humilde,sencillo y libre como mi querido amigo.

  5. Mis palabras y sentimientos son, y serán siempre, de agradecimiento, amor, admiración… por Rosa y Román.
    No concibo el uno sin el otro desde el día en que los conocí. Román es grande como esposo, padre, amigo…y un gran caballero de corazón puro y generoso. Tu huella está aquí para seguirla… más tu ser espiritual está en luz, y eso me reconforta grandemente ante tu tan gran “perdida”
    Un fuerte abrazo Román y hasta siempre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.